Nuevo monumento en París

Oscar Wilde

Yo los vi en el centro del parque. A pesar de sus andrajos de pordiosero pude reconocer a Oscar, el creador, hablando con su creación, el Príncipe Feliz, quien, como Dorian, a pesar de los años seguía hermoso. Oscar lo miraba con extrañeza, ya que él mismo había decidido otro final para ese personaje; un final feliz como el de muchos cuentos. El Príncipe, contento de ver al artista, lo puso al día sobre su hazaña: se había negado a ir al cielo. Dejó a la golondrina con su canto en el jardín del paraíso porque consideró que el sentido de su existencia era otro. Era un príncipe leal y sabía que llegaría el día en que su creador, cansado de vagabundear por las calles de París, lo encontraría. Sin embargo, al escuchar su historia, Oscar, ardió en cólera.

―Desde aquellos días en los que te di vida, conocías el destino que me esperaba. ―le reprochó.

 ―No era difícil intuirlo ―respondió el príncipe mirando a Oscar con sus ojos vacíos en los que un día hubo zafiros―. Fuiste el más valiente y bello de los artistas. Tus creaciones y tus actos provocaron el rechazo de la sociedad victoriana. No podías ser parte de ellos. Creí que eras consciente de ello.

―¡De habérmelo dicho, como lo haces ahora, habría evitado la cárcel! ¡Tantas ofensas y humillaciones! ¡La muerte de mi alma y mi espíritu artístico! ― las lágrimas hicieron surcos blancos sobre su cara de mendigo.

El Príncipe le sonrió con ternura. Era evidente que Oscar no comprendía el motivo por el cuál su creación lo esperó tantos años. La estatua del Príncipe Feliz comenzó a descender de su pedestal. El oro y el cobre se dejaron ver entre los pliegues de la ropa y extendiéndole su fría y metálica mano lo invitó a subir. Oscar dejó de llorar, y dado a las excentricidades como era, aceptó la propuesta. Subió a la columna y adoptando esa postura que resalta su exquisito porte, comenzó lenta e irreversiblemente a endurecerse.

Publicado por Escritura a pleno sol

Autora de Aves negras, libro de cuentos. Ed. Mesa Literaria 2020.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: