La tranquilidad de Susi

―Siento decirles que, a raíz del accidente, su pequeña niña quedará con un severo problema de sordera ―dijo el doctor.

Susi observa con atención los labios de ese hombre de bata blanca y entiende con claridad el mensaje. Percibe la angustia palpitante de su madre y quiere tocarle la cara mojada, pero sus bracitos no le alcanzan. Su papá también llora. A pesar de su corta edad, Susi piensa que debería compartir la aflicción de esos dos que la miran desconsolados, pero no puede, recuerda las frecuentes noches que la angustian; esas en las que hay gritos y reproches, una constante violencia verbal y física, azotes de puertas, mucho llanto y recriminaciones que rebotan por las paredes. Con su nueva condición, intuye que sólo deberá cerrar los ojos, aferrarse a su chupete y todo en su mundo será tranquilidad. Sin que sus padres lo noten, Susi se siente feliz.

Publicado por Escritura a pleno sol

Autora de Aves negras, libro de cuentos. Ed. Mesa Literaria 2020.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: