La extensión del progreso

Aquel joven soñador miraba su pueblo con satisfacción; después de décadas de carencias sociales, finalmente se extendía el progreso. En breve el concreto, el vidrio, las modernas vías de comunicación y el comercio brillarían en las calles y de las otras comunidades. Ningún lugar quedaba sin un poste y su farola, ni el campo llanoSigue leyendo «La extensión del progreso»