Los ojos culpables, de Ah´med Ech Chiruani

Cuentan que un hombre compró a una muchacha por cuatro mil denarios. Un día la miró y se echó a llorar. La muchacha le preguntó por qué lloraba; él respondió:— Tienes tan bellos los ojos, que me olvido de adorar a Dios.Cuando quedó sola, la muchacha se arrancó los ojos. Al verla en eses estado,Sigue leyendo “Los ojos culpables, de Ah´med Ech Chiruani”