Franz Kafka y la niña, de Joseba Sarrionandía.

Imagínate, Franz Kafka en una calle de Praga. No, no es en Praga, es otra ciudad. Imagínatelo en una calle de Berlín. En el noviembre de 1923, él y Dora Dymant cambiaron de casa —Grunewaldstrass, 13 —y alquilaron dos habitaciones en casa de un médico.Imagínate aquel escritor, afectado ya por la tuberculosis, paseando por laSigue leyendo “Franz Kafka y la niña, de Joseba Sarrionandía.”