La tranquilidad de Susi

―Siento decirles que, a raíz del accidente, su pequeña niña quedará con un severo problema de sordera ―dijo el doctor. Susi observa con atención los labios de ese hombre de bata blanca y entiende con claridad el mensaje. Percibe la angustia palpitante de su madre y quiere tocarle la cara mojada, pero sus bracitos noSigue leyendo “La tranquilidad de Susi”

Trascendencia

Me gustaba hacer el amor con el cuentista. Entrar a su cuarto oscuro, desordenado y oloroso a colonia, como él. Sentarme a su lado a mirar la calle gris anegada de lluvia. Me aburría ver la pobreza del barrio, pero eso era lo que me hacía tenerlo como amante; quería distraerlo de su penuria ySigue leyendo “Trascendencia”