Para escoger, Guillermo Samperio

Las coladeras son bocas con sonrisas chimuelas. Las coladeras han perdido los dientes de tanto que las pisamos. Sin coladeras la vida sería demasiado hermética. Las coladeras están nuestros pies. Las coladeras son bocas de fierro de la ciudad. Las pobres coladeras están ciegas. Las coladeras son pura boca. Las coladeras se ríen de losSigue leyendo «Para escoger, Guillermo Samperio»