Leamos minificciones, de Nelly Campobello

Cartucho, de Nelly Campobello es un libro de relatos breves de la Revolución mexicana en el norte del país. La historia de este periodo se revive en fragmentos a través de los recuerdos de una joven que ofrece una visión casi maternal de la lucha villista. Según los prologuistas del libro, los villistas de CampobelloSigue leyendo “Leamos minificciones, de Nelly Campobello”

Leamos minificciones, de los mejores escritores

El libro de la imaginación, de Edmundo Valadéz El libro de la imaginación es una alternativa de lectura. Lo más fresco de lo viejo. Una exquisita selección de mitos, epigramas, agudezas, reflexiones, anécdotas que con la gracia de la estética breve, postmoderna, enriquecen la literatura. Al leerlo, puedes considerarte en la etapa de iniciación aSigue leyendo “Leamos minificciones, de los mejores escritores”

Leamos minificciones de Juan José Millás

Articuentos En los Articuentos de Juan José Millás las fronteras entre la realidad y la ficción se tornan borrosas. Por un lado, su estilo, entre lo argumentativo y narrativo, lo sitúan en el campo de la minificción; por otro, sus temas, ponen de manifiesto, la crítica política, cierta reflexión, las paradojas de la vida uSigue leyendo “Leamos minificciones de Juan José Millás”

Leamos minificciones, de Julio Cortázar

Cronopios y famas, de Julio Cortázar Humorismo, amor a los detalles de la vida cotidiana, lo lógico- científico como antesala de lo irónico-fantástico y protagonistas abstractos (cronopios, famas y esperanzas) es lo que encontramos desde la primera página. Minificciones desconcertantes cuya intención se antoja paródica. El tono explicativo de una “normalidad” dan indicios de queSigue leyendo “Leamos minificciones, de Julio Cortázar”

Leamos minificciones de Ana María Matute

Los niños tontos El historiador Philippe Aries se percató de que en la sociedad medieval no existía el concepto de infancia. Durante la guerra civil española, quizá, la sociedad lo dejó de lado, o al menos esa fue mi impresión al leer Los niños tontos, de Ana María Matute. Esta autora, utiliza objetos de laSigue leyendo “Leamos minificciones de Ana María Matute”

Leamos minificción, de Max Aub

Crímenes ejemplares, de Max Aub ¿Qué son los Crímenes ejemplares? En cierta ocasión, Max Aub escribió que era un irónico tributo a la caridad y al amor fraternal. No olvidemos que esel propio criminal quien, en fingida confesión, da su propia versión de los crímenes, que se ejecutan como favor a sí mismo y, deSigue leyendo “Leamos minificción, de Max Aub”

Leamos minificciones, de Juan José Arreola

Bestiario, de Juan José Arreola En este Bestiario, Juan José Arreola, no sólo participó en la renovación expresiva y formal de la narrativa, sino que contribuyó a enriquecerla de modo decisivo con una actitud crítica frente al arte y la realidad. Bestiario (1959), es una colección que ostenta, en apariencia, una composición imitativa de libros medievalesSigue leyendo “Leamos minificciones, de Juan José Arreola”

Fin, de Frederic Brown

El profesor Jones trabajó en la teoría del tiempo durante muchos años.—Y he encontrado la ecuación clave—informó a su hija un día—. El tiempo es un campo. Esta máquina que he hecho puede manipular, e incluso invertir ese campo.Oprimiendo un botón al hablar, prosiguió:—Esto debe hacer correr el tiempo hacia hacia tiempo el correr hacerSigue leyendo “Fin, de Frederic Brown”

Una sala enorme

Apagué el televisor y di algunas vueltas en la cama antes de caer en el sopor del descanso. Mis oídos aún eran habitados por Kamala Harris hablándole a la nación. La imaginé volviendo a casa después de tomar protesta como vicepresidenta. Agotada y satisfecha se tiró en el sofá cuando escuchó el timbre. Protegidos conSigue leyendo “Una sala enorme”

El que no tiene nombre, Fermín Petri Pardo

Yo soy el que todo lo ve, el que todo lo sabe, el que todo lo dice. Yo vi a Dios hacer el mundo y hacer al hombre. Y después vi al hombre hacer su primera fogata, su primera ciudad, su primera guerra. He conocido a los profetas. He visto nacer y morir a reyes,Sigue leyendo “El que no tiene nombre, Fermín Petri Pardo”