Leamos minificciones, de Nelly Campobello

Cartucho, de Nelly Campobello es un libro de relatos breves de la Revolución mexicana en el norte del país. La historia de este periodo se revive en fragmentos a través de los recuerdos de una joven que ofrece una visión casi maternal de la lucha villista. Según los prologuistas del libro, los villistas de CampobelloSigue leyendo “Leamos minificciones, de Nelly Campobello”

Leamos minificciones, de los mejores escritores

El libro de la imaginación, de Edmundo Valadéz El libro de la imaginación es una alternativa de lectura. Lo más fresco de lo viejo. Una exquisita selección de mitos, epigramas, agudezas, reflexiones, anécdotas que con la gracia de la estética breve, postmoderna, enriquecen la literatura. Al leerlo, puedes considerarte en la etapa de iniciación aSigue leyendo “Leamos minificciones, de los mejores escritores”

Leamos minificciones de Juan José Millás

Articuentos En los Articuentos de Juan José Millás las fronteras entre la realidad y la ficción se tornan borrosas. Por un lado, su estilo, entre lo argumentativo y narrativo, lo sitúan en el campo de la minificción; por otro, sus temas, ponen de manifiesto, la crítica política, cierta reflexión, las paradojas de la vida uSigue leyendo “Leamos minificciones de Juan José Millás”

Leamos minificciones, de Julio Cortázar

Cronopios y famas, de Julio Cortázar Humorismo, amor a los detalles de la vida cotidiana, lo lógico- científico como antesala de lo irónico-fantástico y protagonistas abstractos (cronopios, famas y esperanzas) es lo que encontramos desde la primera página. Minificciones desconcertantes cuya intención se antoja paródica. El tono explicativo de una “normalidad” dan indicios de queSigue leyendo “Leamos minificciones, de Julio Cortázar”

Leamos minificciones de Ana María Matute

Los niños tontos El historiador Philippe Aries se percató de que en la sociedad medieval no existía el concepto de infancia. Durante la guerra civil española, quizá, la sociedad lo dejó de lado, o al menos esa fue mi impresión al leer Los niños tontos, de Ana María Matute. Esta autora, utiliza objetos de laSigue leyendo “Leamos minificciones de Ana María Matute”

Leamos minificciones, de Juan José Arreola

Bestiario, de Juan José Arreola En este Bestiario, Juan José Arreola, no sólo participó en la renovación expresiva y formal de la narrativa, sino que contribuyó a enriquecerla de modo decisivo con una actitud crítica frente al arte y la realidad. Bestiario (1959), es una colección que ostenta, en apariencia, una composición imitativa de libros medievalesSigue leyendo “Leamos minificciones, de Juan José Arreola”

Leamos minificciones, de Jorge Luis Borges

De lo mejor que se ha escrito del género, El hacedor, de Jorge Luis Borges. Este libro inaugura el periodo del boom de la estética de la brevedad. El hacedor, de Luis Borges, inaugura el boom latinoamericano de la estética breve. En esta obra, la brevedad de las historias se ve aumentada por la formaSigue leyendo “Leamos minificciones, de Jorge Luis Borges”

Delicias mexicanas, de Marisol Gámez

Cuento ganador del certamen Cuéntale tu cuento a La Nota Latina 2016. El frío obligó a John a abandonar el mostrador. No había terminado aún su jornada en la tienda, pero la idea de entrar en el ambiente de un bar lo animó. Caminó con la cara al cielo, como siempre, hacia su auto porSigue leyendo “Delicias mexicanas, de Marisol Gámez”

La niña que no estaba en ninguna parte, de Ana María Matute.

Dentro del armario olía a alcanfor, a flores aplastadas, como ceniza en laminillas. A ropa blanca y fría de invierno. Dentro del armario una caja guardaba zapatitos rojos, con borla, de una niña. Al lado,entre papel de seda y naftalina, estaba la muñeca, grandota, con mofletes abultados y duros, que no se podían besar. EnSigue leyendo “La niña que no estaba en ninguna parte, de Ana María Matute.”

Los sueños de Esteban, de Yenitza Anseume.

Esteban tenía la facultad de soñar cosas que al día siguiente sucedían. Esta vez soñó que andaba sobre la cabeza de un hombre elegante pero sencillo. A su paso las mujeres miraban y de inmediato sentían esa química que les atraía de aquel caballero. En las calles se escuchaban rumores y susurros de las féminasSigue leyendo “Los sueños de Esteban, de Yenitza Anseume.”